22.6.09

INSTITUTO DE CULTURA SERÁ CONVERTIDO EN DEPENDENCIA DEL INSTITUTO DE TURISMO

Lo que era bola toma la forma de una noticia. El sábado 20 de junio, el presidente electo Ricardo Martinelli lo dijo, como por casualidad, en el programa "Debate abierto": el Instituto Nacional de Cultura (INAC) pasará a ser dependencia del Instituto Panameño de Turismo (IPAT). Es decir, al gobierno le interesa la cultura en la medida en la que le sirva al negocio del turismo. Lo demás, no interesa. Ese es el mensaje.

No es algo nuevo, ya se tramaba desde principios del gobierno de Martín Torrijos. Pero hasta ahora no había una declaración en firme sobre el asunto, sólo comentarios callejeros. Y el nuevo gobernante, incluso, había nombrado a una persona para dirigir el INAC. El viejo truco de echar a rodar bolas, indecisos o con intención de confundir. En fin, es el momento para actuar con firmeza. El país no aguanta más gobiernos en los que la educación y la cultura no son consideradas como parte integral de un plan lúcido y claro de desarrollo de la nación.

No dejemos que nuestros gobernantes actúen sin pensar. Como venimos diciendo, es importante para Panamá que el gobierno empiece a tratar la cultura como un asunto de importancia de Estado, un factor relevante y necesario para el desarrollo sostenido de la nación, y no como un simple adorno o fuente de diversión pasajera.

No hay comentarios: